Cultura Impopular

El blog de Espop Ediciones

Sábado 31 de enero de 2009

¿Y esto de qué va?

Hola, bienvenido a Cultura Impopular, un extraño híbrido entre blog personal y promocional en el que predominará lo primero pero sin perder nunca de vista lo segundo. Antes que nada, permite que me presente: me llamo Óscar Palmer. A finales del siglo pasado escribí dos libros sobre tebeos (Guía básica del cómic y Cómic alternativo de los 90, afortunadamente olvidados) y participé en la creación de una revista gratuita sobre literatura llamada Más Libros. Posteriormente, trabajé para ClubCultura.com, dirigí la penúltima etapa de la revista Volumen y la última de U, escribí para varios medios, desde suplementos como Tentaciones hasta fanzines como 9º Arte, y los últimos 7 años los he pasado trabajando en el canal de televisión Paramount Comedy. Desde hace una década me vengo dedicando también, cada vez más, a la traducción, principalmente para Valdemar (donde me he encargado de autores como Bram Stoker, Stephen King, Edward Gorey, Shirley Jackson y David J. Skal) y, de un tiempo a esta parte, para la editorial de tebeos Astiberri (donde he tenido el placer de traducir a historietistas como Chester Brown, Jason, Andi Watson, Ben Katchor y Jason Lutes).

El arpa sin encordar, de Edward Gorey.

Nunca pensé que fuera a ser así, pero lo cierto es que, con el tiempo, lo de la traducción ha acabado siendo el trabajo que más satisfacciones me ha dado; hay algo en esa labor de transmisor que me resulta francamente estimulante. Supongo que va inextricablemente unido al hecho de ser, desde siempre, un consumidor compulsivo de cultura. Libros, tebeos, discos, películas… no son mi “ocio” sino parte fundamental de mi vida; no son una manera de llenar el tiempo libre sino, muy al contrario, aquello por lo que trabajo con la misma intensidad con la que otros trabajan para pagar la hipoteca. Evidentemente, no soy el único. Y creo que la idea de poder llegar a esa gente que disfruta con las mismas cosas que yo es el motivo de que me guste tanto traducir. Saber que has intervenido en el proceso, que has contribuido aunque sea en escasa medida a que ese libro, tebeo o película que tanto te ha impresionado llegue a otras personas, resulta altamente gratificante. Es, en cierto modo, una manera de pagarle al autor el placer que te ha proporcionado, llevándoselo a otros para que compartan esa misma sensación. Supongo que por eso mismo hay ciertos autores consagrados que se dedican ocasionalmente a traducir según qué obras, como en el célebre caso de Cortázar con los cuentos de Edgar Allan Poe o como cuando Javier Marías se lía la manta a la cabeza y lo mismo te traduce Tristram Shandy que a Faulkner. Y es que, aunque el acto de crear y el de transmitir la obra de otro sean fundamentalmente distintos, no vayas a pensar que el segundo carece de satisfacciones. Creo, de hecho, que esa especie de retribución, llamémosla… “kármico-cultural”, es la que mueve también a ciertos escritores siempre dispuestos a escribir prólogos o recomendaciones para otros autores, como Stephen King o James Ellroy, por mencionar a dos de los que más me suelo encontrar en las contraportadas. Y no me parece que sea tanto una cuestión de ego como de experimentar el placer de transmitir, de compartir, como el que cocina para sus amigos porque sencillamente le da gusto verles disfrutar.

Los pequeñines macabros, de Edward Gorey.

Como traductor he tenido mucha suerte. Tengo la suficiente amistad y confianza con mis editores como para elegir, en ocasiones incluso impulsar, los proyectos en los que suelo trabajar y pocas veces me veo en la tesitura de traducir algo que no me gusta. Pero tenía ganas de ir un poco más allá. Tenía ganas de contar con una plataforma propia desde la que lanzar algunos de esos libros que a mí me gustan y que a lo mejor no tienen cabida en otros sellos. Por eso me he animado a montar una pequeña editorial propia, Es Pop Ediciones, que me permita dar rienda suelta a mi fascinación por la cultura popular.

En principio, este blog es una prolongación de ese proyecto, un sitio en el que poder ir hablando de las novedades que vayan surgiendo en relación con la editorial. En cualquier caso, Es Pop es una propuesta muy modesta que, en el mejor de los casos, publicará contados títulos al año. No sólo por la mayor o menor capacidad de trabajo del que esto suscribe sino también para garantizar una coherencia y unos niveles mínimos de calidad dentro de la línea escogida. La intención es conseguir que el lector al que le guste uno de nuestros libros pueda tener la certeza de que todos los demás van a estar a la misma altura. El inconveniente es que, por fuerza, dudo mucho que un proyecto así vaya a generar novedades suficientes como para justificar la existencia de un blog propio; no de uno vivo, al menos. Por eso, iré alternando la información puramente editorial con otro tipo de contenidos relacionados con todos aquellos temas que me gustan y que, después de todo, son los que alimentan la caldera de Es Pop Ediciones. Supongo que, en última instancia, lo que pretendo es transmitir la siguiente idea: si compartimos intereses, si disfrutas igual que yo con las cosas que aquí vaya colgando, lo más probable es que te gusten los libros que publico. Y no nos engañemos. Si estoy aquí es para convencerte de que los compres. Para seguir la actualidad y para leer buena crítica ya existen decenas de blogs de gente mucho más informada, articulada y preparada que yo haciéndolo desde hace tiempo (a algunos de mis favoritos los encontrarás en la columna de la derecha, pero por supuesto hay muchos más). Si quieres, piensa más en Cultura Impopular como en el bar de la esquina al que vas a tomar cañas y en el que trabaja un camarero raro. El servicio no será el mejor del barrio pero espero que el ambiente sea agradable.

AutobomboLibros , 5 comentarios

5 comentarios

  1. Company!!! Por fin puedo saber más acerca de ese proyecto blogguer tuyo. Mucha suerte con Es Pop! una abraçada des de Barcelona

  2. Y yo que me entero de esto por el blog de David…

  3. Toda la suerte del mundo. Será un placer ir gastándose dinero en un catálogo que pinta así de bien. ¡Fuerza y salud!
    Trash

  4. Hola Óscar
    Enhorabuena por el blog, la editorial y demás, me enteré de rebote por otra web. Ya veo que te has puesto las pilas con “la interlé”.
    Un abrazo, y suerte!

    Pablo

  5. ¡Hombre, Pablo, qué alegría! Muchas gracias por el comentario. Ya ves que al final no me ha quedado más remedio que modernizarme, pero a regañadientes, no creas :-)
    Espero que vaya todo bien por ahí. Un fuerte abrazo.

Deja tu comentario

Debes entrar para poder comentar.

Freedom is another name for nothing left to lose.
“Me and Bobby McGee”. Kris Kristofferson
Popsy